miércoles, 9 de octubre de 2013

LAS PARADURAS DEL NIÑO





LAS PARADURAS DEL NIÑO



Es una fiesta que se celebra en los estado andinos con gran devoción y respeto, también se realiza hoy en día en otros estados de Venezuela, porque muchos andinos nostálgicos así lo han querido y también investigadores de tradiciones se han trasladado al lugar propio donde se celebra esa tradición y es cierto que el Niño Dios quiere que todo el mundo se sienta alegre porque es el tiempo en eque El comienza a pararse en la cuna y dice: "YO REINARÉ".

ORIGEN 

Los respetuosos andinos, gente buena, con mucho fervor da gloria a Dios celebrando así la Paradura del Niño, su mismo nombre lo dice por primera vez el Niño se para, tradición que viene también desde la conquista, parece ser que los mismos ritos que contiene la paradura los aborígenes lo empleaban para adorar a sus bienhechedores naturales, es así como los catequistas primeros fueron inculcándoles a los aborígenes al Dios verdadero y suplantándoles a sus divinidades, por ejemplo: Adoraban al sol y les fueron diciendo que más intenso  que la luz del sol es el amor que el verdadero Dios les tenía y que por ese inmenso amor el ha enviado a su Divino Hijo para la remisión de los pecados y por ello también les envía a su madre junto con san José padre adoptivo de su unigénito. Desde aquel instante fueron con mucho amor acogiendo sus enseñanzas que se les inculcaba en nombre dfe Dios y de aquí que toda tradición andina encierra mucha devoción y respeto a Dios.

FECHA DE LA TRADICIÓN

Los días en que se celebra la paradura es desde el 1er de Enero hasta el 2 de Febrero día de la Sra. De la Candelaria. la cereminia la integran varios actos: Preparación de los asistentes y padrinos escogidos por los dueños de la casa donde está el nacimiento propiamente dicho, cantando villancicos alusivos, el rosario, las letanías y el bendito (invitación a los padrinos a adorar al Niño, a colocarlo en un cojín o un pañuelo blanco, luego a besar al Niño, invitación al paseo con acompañamiento musical entonando villancicos. El paseo se organiza en la forma siguiente:
  1. Los portadores de estrellas de papel celofán ensambladas en sus armaduras de madera, pero antes los padrinos encienden las velas o los faroles e invitan a los demás asistentes también a que enciendan sus respectivas velas para iniciar el paseo.
  2. Luego,  los portadores de las estrellas se colocan, los padrinos con el Niño Dios y sus faroles ya encendidos, después el grupo musical entonando aguinaldos, tratando de que el villancico escogido lo sepan todos los asistentes.
  3. Después se colocan los asistentes al acto, con sus velas prendidas y con mucho respeto y devoción entonan también los cánticos.
Concluido el paseo, los padrinos se ubican en un lugar estratégico para quie todos los presentes besen al Niño Jesús en señal de adoración. finalizado este acto se invita. a los padrinos para que paren al Niño Dios en el nacimiento, durante este acto también se entonan vallincicos alusivos. El Niño es parado entre las imagenes de san josé y la virgen María, mientras tanto los asistentes jhacen con mucha fé y devoción sus peticiones, se apagan las velas y todos las guardan para sí. El rezo que realizan es la siguiente: , " en los momentos más apremiantes de vuestras vidas, prendan estas velas y hagan su petición con fé y devoción, luego den gracias a Dios porque se considera que está concedida". "Santo Dios, santo fuerte, santo inmortal, por jesús, María y josé líbranos de todo mal".
DESARROLLO DE LA PARADURA

 Al principio de la fiesta, la gente se reúne donde está constituido el pesebre, los músicos se preparan para comenzar a tocar, los padrinos se encargan de repartir las velas para el rito, escogen para ellos las más grandes y adornadas. mientras esto sucede los versificadores entonan bellos aguinaldos.
Los padrinos conduciendo un pañuelo, se acercan al pesebre, se arrodillan ante el nacimiento y escuchan detenidamente las indicaciones que los cantores aconsejan en sus versos, ejemplo:
Inquense padrinos
Inquense en el suelo
 Adorar al Niño
Al Rey de los cielos.
Y luego rematan:
Levanten padrinos
Vamos a belén
A pasear al Niño
Para nuestro bien. 
 Al oír esta última estrofa, los padrinos toman la imagen del Niño, la colocan en el pañuelo o en el cojín y seguidos por la multitud con velas encendidas realizan el paseo, este se hace por los alrededores de la casa. Durante el recorrido se disparan fuegos artificiales.
Después de la procesión, los padrinos conducen nuevamente la imagen hasta el pesebre. Se arrodillan delante del nacimiento. Besan al Niño y luego lo hacen topdos los presentes, cada quien reverencia de ese modo al pequeño Dios, mientras los versificadores entonan: 


Todos de rodillas
Delante del altar
Besen al niñito
Si lo han de besar

San josé y la virgen
Se están admirando
De ver a su Niño
Que lo estan besando

Efectuada esta ceremonia, la imagen del Niño Jesús, es colocado de pie en el centro del nacimiento entre las imágenes de la virgen María y san José, con esto los padrinos han cumplido con la misión encomendada y los aguinaldos siguen cantándole a la imagen del Niño Jesús, a la vez se expresan la satisfacción que han tenido los padrinos y los protectores de haber llevado a cabo la Paradura del Niño. más tarde se da comienzo a un "rosario" cantando con el cual finaliza el acto. En la capital merideña generalmente termina con un gran baile y una apetitosa "comilona".

CANTOS PARA COMENZAR LA PARADURA

Adorar a Dios en primer lugar
Y en después al niño que está en el portal

Se ha llegadoi el tiempo, se ha llegado el día
De estar adorando al niño de María 

Oh sapiencia suma, del Dios soberano
Que al nivel de un niño te hallas rebajado

Oh divino infante, ven para enseñarnos
La prudencia que hace verdaderos sabios

 Niño que apacientas con suave cayado
Ya la oveja arisca, ya al cordero manso

Vida de mi vida, mi dueño adorado
Mi constante amigo, mi divino hermano

Ven salvador nuestro por quien suspiramos
 Ven a nuestras almas, ven no tardes tanto

CORO
Dulce Jesús mío, mi niño adorado
Ven a nuestras almas ven no tardes tanto.


 LA PARADURA DEL NIÑO

Con cada verso, se entona un coro... Dulce Jesús mío...

PARA LOS PADRINOS 

Vengan los padrinos repartan las velas
Vampos alumbrar al rey de la tierra

Enciendan las velas, si no lo han encendido
Vamos alumbrar al engrandecido

señores padrinos todos como hermanos
Levanten al Niño, pónganlo en sus manos

Dichosos padrinos hoy con gran deseo
levanten al Niño, sáquenlo a paseo 

CANTOS PARA EL PASEO

EL OMNIPOTENTE

(CORO) Llamen a los hombres para que se presenten
Porque ya llegó el omnipotente
Yo les digo así porque ya llegué
Estoy en el mundo y nadie me vé (BIS)

(SOLOS) Salimos de aquí con mucha alegría 
Paseando al Niñito de José y María

Acompañen todos con fé y con dulzura
Al Niño bendito en su paradura

La musa y la letra hechas con dulzura
Son para el sagrado en su paradura

Del débil auxilio, del doliente amparo
Consuelo del triste, luz del desterrado

Abranse los cielos y llueva de lo alto
Bienhechor rocío, como riego santo

Al portal nos vamos, con gran alegría 
 Adorar al Niño de josé y María.

Terminado  el paseo, los padrinos se colocan al lado del pesebre y exponen al Niño para la adoración de los fieles.

CANTOS PARA LA ADORACIÓN


 Pasen delante al pie del altar
Al sagrado infante vamos a adorar

Besen al niñito con gran devoción
Cuéntenle las cosas de su corazón

Con santo entusiasmo besen al niñito
Que él nos bendice con todo cariño

San José y la Virgen están muy contentos
Al ver como besan al feliz portento

Adios Niño lindo de José y María 
Calma nuestras penas, dános alegría

Terminada la adoración los padrinos paran al Niño...

Vengan los padrinos, pasen adelante
Que quiere pararse el divino infante

Vengan los pastores y los angelitos
Con ramas y flores para el niñito

felices padrinos que dicha han tenido
Han paseado al Niño tan recién nacido

Paren ese Niño, párenlo ligero
Que llegó el momento de subir al cielo

Queridos padrinos que dicha han tenido
Han parado al niño con amor rendido

Miren al niñito parado en la cuna
está iluminado con luz de la luna

Todos los presentes que te adoramos
El año que viene por aquí te esperamos.


REZO FINAL


ACUÉRDATE, OH DULCÍSIMO NIÑO JESÚS, QUE DIJISTE A LA VENERABLE MARGARITA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO, Y EN PERSONA SUYA A TODOS TUS DEVOTOS, ESTAS PALABRAS TAN CONSOLADORAS PARA NUESTRA POBRE HUMANIDAD AGOPBIADA Y DOLIENTE: " TODO LOS QUE QUIERAS PEDIR, PÍDELO POR LOS MÉRITOS DE MI INFANCIA Y NADA TE SERÁ NEGADO". LLENOS DE CONDIANZA EN TI, OH JESÚS QUE ERES LA MISMA VERDAD, VENIMOS A EXPONERTE NUESTRA MISERIA, AYÚDANOIS A LLEVAR UNA VIDA SANTA, PARA CONSEGUIR UNA ETERNIDAD BIENAVENTURADA, CONCEDENOS, POR LOS MÉRITOS INFINITOS DE TU ENCARNACIÓN, DE TU INFANCIA, LA GRACIA DE LA CUAL NECESITAMOS TANTO. NOS ENTREGAMOS A TI OH NIÑO, OMNIPOTENTE, SEGUROS DE QUE NO QUEDARA FRUSTRADA NUESTRA ESPERANZA, Y DE QUE EN VIRTUD DE TU DIVINA PROMESA, ACOGERAS Y DESPACHARAS FAVORABLEMENTE NUESTRA SÚPLIA. AMEN.

RECOMENDACIONES


  1. Que los niños estén en el acto vestidos unos de pastorcitos, otros de angelitos con cestas de flores para ir adornando el camino por donde pasa el niño. No tomar licores mientras se esté en el acto.
  2. Concluida la ceremonia de la paradura del niño, se obsequian dulces, chicha andina, riscochuelo, arepitas dulces, vinos, refrescos, etc. Y quienes pagan además de los dueños de la casa son los los padrinos.
FUENTE: DR. PAIVA
AGRADECIMENTOS: LICDO. JAVIER  PÉREZ.
 



 



 






0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates